¿Qué podemos sacar de bueno del juego de la Ballena Azul?

Sí, lo sé, el título te ha desconcertado y me la he jugado, pero es que después de un mes de mayo intenso de sesiones con varios grupos de padres y madres en Santander, en Bilbao y después en Vigo en las que hablado sobre “Hijos hiperconectados, que no te pillen en modo Off”, quiero hacerte ver cómo noticias como estas nos pueden “ayudar” a muchos padres a decidir  por fin a poner el modo ON y comenzar así a interesarnos de verdad por lo que pasa en las redes sociales que frecuentan nuestros hijos y acompañarles en la red.

He comenzado las tres sesiones de padres preguntando a la audiencia si reconocían qué significado tenía esta diapositiva…

Vigoballenaazul

 

Las respuestas han sido variadas pero puedo decir que unos cuantos, muchos, sabían que aquel dibujo aparentemente inofensivo representaba al macabro juego de la Ballena Azul. Un juego virtual, que incita en internet y las redes sociales al suicidio de adolescentes con engaños y amenazas, y cuyo creador, Philipp Budeikin, es un joven de 21 años que está en prisión.

En dicho juego, un “maestro anónimo” propone a los participantes tareas que tienen que completar en 50 días. Estas van desde ver una película de terror y no dormir en toda una noche, hasta automutilarse. El último “desafío” es quitarse la vida. Sí, sí, como lo leen.

Y mi siguiente pregunta a los asistentes y que gustaría poner sobre la mesa es:

 ¿Cuántos de nosotros como padres hemos aprovechado la ocasión para mantener una conversación con nuestros hijos/as sobre este juego?
 
¿Sabes si tus hijos/as conocen lo que es el juego de la Ballena Azul? ¿Has observado cómo han reaccionado a tu pregunta?
¿Conocen si sus amigos o conocidos han mostrado en las redes sociales alguno de los 50 retos que conforman el juego?
¿Qué consejos les hemos dado?
¿Que precauciones les hemos recordado que deben tener con estas prácticas en la red?

Y es que muchas veces hablamos de los filtros de control parental pero como comentaba en otro post y reitero: charlar con los hijos sigue siendo el mejor filtro parental.

Normalizar el uso de la tecnología en la familia pasa por esto: por sacar la conversación en la cena con nuestros hijos/as, siempre teniendo en cuenta la edad y madurez de los adolescentes, y reflexionar sobre lo que puede llevar a algunos de ellos a cometer las barbaridades de este juego de la Ballena Azul.

Si aún no sabes de qué hablo te recomiendo este artículo La ballena azul analizado por expertos que te puede dar muchas pistas.

Y como madre, quiero quedarme con las siguientes reflexiones:
    •  Más que alarmarte, conversa de ello con tu hijo/a y muéstrate cercano para lo que necesite, sea en su vida online/ofline
    • Conoce los perfiles de las redes sociales en las que participan tus hijos/as
    • Ante cualquier sospecha o indicio enséñales a buscar ayuda en los mayores
    • Los retos son propios de la adolescencia, propón a tus hijos/as o alumnos/as retos atractivos que les motiven de verdad
    • Fórmate, enreda, la tecnología demanda un cambio en nuestra tarea educativa como padres y debemos estar a la altura

 

Ante estos desgraciados hechos, más que nunca es necesario “que no te pillen en modo Off”. ¿Te apuntas al modo ON?

COMENTAR

Deja un comentario

CATEGORÍAS

SUSCRÍBETE

TWITTER

RECIBE LOS POST POR WHATSAPP

Introduce tu número de teléfono para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu WhatsApp.